Uno de los tres ingenieros del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico () tras desde el domingo último por los comuneros awajún de la localidad de Supallacu (), señaló que *fueron maltratados físicamente y golpeados.

En declaraciones a RPP Noticias, César de la Cruz Poma desmintió que hayan ingresado sin permiso a la zona, ya que tanto él como sus compañeros se identificaron plenamente ante las respectivas autoridades de las comunidades nativas.

"Hemos presentado nuestra credencial en el distrito de San José de Lourdes y pasamos a presentarnos en la comunidad nativa de Naranjos. Nos identificamos plenamente diciéndole que nosotros no tenemos nada que ver con la minera (Agua Dorada), y el apu de esa comunidad nos dio luz verde y nos puso seis personas para que nos dirijan aguas arriba, a la cuenca Chirinos", explicó.

El geólogo señaló que en el camino a la comunidad de Valencia fueron interceptados y despojados de todas sus pertenencias. "Nos enmarrocaron peor que a un delincuente y nos llevaron a su sede central que es Sucallacu", agregó, al sindicar como autores del hecho a los apus del lugar.

Asimismo, De la Cruz Poma reveló que permanecieron aislados durante las negociaciones que sostuvieron los representantes del Ingemmet con los nativos. "Nos exigían que vinieran nuestro jefes, si no no hubiéramos sido liberados (…) Luego de firmar las actas, hemos salido de donde estábamos encerrados", finalizó.

Consultado sobre el acuerdo que alcanzaron los lugareños de no ser denunciados por retenerlos, el profesional del Ingemmet se mostró en total desacuerdo debido a que se debe denunciar a estos "salvajes" que los mantuvieron cautivos.