‘Déjala decidir’. Movimientos feministas inician campaña. (Manuela Ramos)
‘Déjala decidir’. Movimientos feministas inician campaña. (Manuela Ramos)

El anteproyecto de ley para despenalizar el aborto en casos de violación sexual ha generado polémica en los últimos días. Así, si bien la ministra de la Mujer, Carmen Omonte, dijo el viernes que este tema debe ser visto con "espíritu religioso", la titular del sector Salud, Midori de Habich, señaló que en este momento se debe respetar la ley vigente.

Como es público, diversos movimientos feministas –como Manuela Ramos– han logrado recolectar 103 mil firmas para presentar un anteproyecto ante el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) para que el aborto, en caso de abuso sexual, ya no sea penado con cárcel.

Actualmente en el país solo está permitido el aborto terapéutico, es decir, en los casos en los que la vida de la paciente está en peligro.

Al ser consultada sobre el mencionado anteproyecto, la ministra Omonte refirió que este era "un tema humano" y que había que "evaluarlo desde todos los ángulos".

"Hay que analizarlo con humanidad, solidaridad y con espíritu cristiano", indicó tras señalar que es un punto que se viene analizando desde hace mucho tiempo.

Por su parte, Midori de Habich refirió que "el Ministerio de Salud, como cualquier entidad del Estado, tiene que actuar dentro de la ley vigente, la misma que permite el aborto solo cuando la vida de la madre puede ser afectada".

No obstante sostuvo que este "es un tema de análisis y en tal sentido puede ser revisado".

SABÍA QUE

- El Perú ocupa el primer lugar, a nivel de Sudamérica, en denuncias por delitos de violación sexual.

- Ante esta realidad, María Elena Reyes, directora del movimiento Manuela Ramos, dijo que "no se está promoviendo el aborto sino que las mujeres puedan decidir".