Ante el inicio de funciones de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (), la Municipalidad de Lima (MML) dispuso ampliar el plazo para pintado de taxis autorizados hasta el 31 de diciembre de este año.

La comuna limeña, a través de la Gerencia de Transporte Urbano, postergó la obligación de pintar de un determinado color los vehículos autorizados hasta la fecha mencionada o hasta que lo determine la ATU.

Los conductores tenían hasta el 30 de junio de 2019 para cambiar la carrocería de sus unidades al color amarillo, en el caso del taxi independiente, y blanco para el taxi estación (servicio que ofrecen asociaciones y empresas).

“En efecto, la ATU tiene a su cargo la reglamentación de las condiciones de acceso, permanencia y operación para la prestación del servicio de taxi, en sus distintas modalidades, en la ciudad capital y el primer puerto”, informó la comuna.

Asimismo, detallaron que la prórroga no afecta la obligatoriedad del uso de la franja a cuadros en los laterales del vehículo para la identificación del servicio.

“Los taxistas independientes, cuyos autos no sean amarillos, deben contar con la franja a cuadros de color amarillo y negro”, indicaron.

Además, los conductores de taxi estación, cuyos vehículos no sean blancos, deben usar la franja a cuadros blanco y negro. La franja puede ser pintada o pegada a través de calcomanías.

De acuerdo con la Gerencia de Transporte Urbano de la comuna limeña, a la fecha hay más de 70 mil taxis autorizados en Lima Metropolitana.