Integrantes de diversos movimientos laicos y congregaciones religiosas se apostaron en las afueras de la Nunciatura Apostólica, ubicada en Jesús María, para reiterar su respaldo al padre .

Los manifestantes se pronunciaron en contra de las últimas declaraciones del cardenal , quien calificó de "desproporcionadas" las reacciones por no haberle renovado las licencias ministeriales al cura y señaló que se busca

"Consideramos que no es un show ni son desproporcionadas, nos parece muy grave esta situación que enfrenta un sacerdote (…) sentimos que se están cuestionando las posiciones que él ha defendido, por eso estamos convencidos de que esta es la forma en la que queremos expresar nuestra indignación ante lo que han hecho con él", aseguró una de los presentes.

Pese a que esta vez la presencia de los seguidores de Garatea fue en menor cantidad que en la , los asistentes insistieron en que se revierta la y se le renueven sus licencias ministeriales.