La Policía y miembros del Serenazgo de intervinieron un 'night club' clandestino en la zona industrial de la ciudad y detuvieron a 177 personas, de las cuales 108 eran menores de edad de ambos sexos.

Cuando los oficiales ingresaron al local, los menores estaban bailando en una gran pista, a la cual ingresaban pagando S/.3 de entrada. También tenían acceso a pequeñas habitaciones en las cuales, según los policías, mantenían relaciones sexuales.

En el operativo se incautó una gran cantidad de preservativos y ropa interior femenina de diversas tallas, la cual era distribuida entre las asistentes. El local fue clausurado y el dueño, Segundo Villalobos Ramos, fue detenido y trasladado a la comisaría.

Mientras tanto, los menores también fueron llevados a la dependencia policial, a la cual acudieron sus padres para recogerlos.