Deforestación es más grave donde hay migrantes. (Miguel Bellido)
Deforestación es más grave donde hay migrantes. (Miguel Bellido)

La deforestación en la región ha ocasionado en los últimos 10 años la pérdida de más de 230 mil hectáreas de bosques. Según un estudio de , basado en imágenes satelitales, las provincias más afectadas por este fenómeno son Bellavista, Mariscal Cáceres, Picota y Moyobamba, donde las pérdidas de tierras se deben principalmente al aumento de la actividad agrícola a causa de la migración.

Claudio Schneider, gerente técnico de Conservación Internacional, refirió que los agricultores, en su afán por ganar tierras de cultivo, están erradicando árboles sin mayor control o planificación. Explicó que la informalidad hace que sean miles las hectáreas que se deforestan mensualmente, y ello ha comenzado a afectar la provisión de agua en zonas, como el Altomayo.

"Hay una disminución de la cobertura boscosa que es importante para mantener el equilibrio ecológico. El fenómeno, además, está perjudicando el régimen hídrico, pues la calidad y cantidad de agua no es la misma; ahora hay más sequias y el agua viene turbia. Además, cuando llueve el impacto es mayor en las poblaciones por la mala situación de los suelos", dijo.

Schneider dijo que, a partir del estudio, el gobierno regional promoverá políticas para revertir la deforestación, a través del ordenamiento territorial y la gestión sostenible de los recursos naturales.

DATO

- Dentro del plan de reforestación se contempla la estrategia de promover cultivos alternativos para recuperar las áreas degradadas por la coca.