(Foto: Fidel Carrillo/Peru21)
(Foto: Fidel Carrillo/Peru21)

La Conferencia Episcopal Peruana y el Concilio Nacional Evangélico exigieron hoy al gobierno del presidente buscar a las más de 15.000 personas que desaparecieron durante la guerra contra los grupos terroristas en el país, entre 1980 y 2000.

En conferencia de prensa, el presidente de la CEP, , dijo que los avances del Estado se han dado de manera sostenida pero lenta. "A ese ritmo faltarán 50 años más para responder a las necesidades de los familiares de los desaparecidos", expresó.

El presidente del Concilio Nacional Evangélico, Enrique Ávila, también apoyó la iniciativa que busca la implementación de una política de Estado en la búsqueda de los desaparecidos.

Piñeiro y Ávila visitaron la semana pasada , una de las regiones más afectadas por el conflicto interno, que tuvo a como el principal responsable de las más de 69.000 víctimas o desaparecidos de esa época, según cifras de la Comisión de la Verdad y Reconciliación.

El Instituto de Medicina Legal sostiene que se desconoce el paradero de 15.731 personas debido a su desaparición forzada, a entierros informales por ejecuciones extrajudiciales y a que cayeron en combate, entre otros motivos.

Entre 2002 y 2011, el Ministerio Público recuperó 2.027 restos, y de ellos identificó a 1.008 y restituyó 920 cuerpos a sus deudos.

Las organizaciones religiosas también señalaron que los familiares de los desaparecidos presentan necesidades emocionales, materiales y de información durante el proceso de búsqueda e investigación forense.