Especie está en peligro de extinción. (ONG Ecoceánica)
Especie está en peligro de extinción. (ONG Ecoceánica)

Tumbes. Un indignante atentado contra la fauna marina ocurrió en . Unos pescadores atraparon un tiburón ballena, especie protegida y en peligro de extinción, y le cortaron las aletas para comercializarlas. El hecho ocurrió el último miércoles en la playa Acapulco, en la provincia de Contralmirante Villar.

En diálogo con Perú21, Rossana Maguiño, investigadora científica de la ONG Ecoceánica, dijo que, según las primeras indagaciones, un sujeto extranjero ofreció tres mil dólares a unos pescadores por las aletas.

Ellos capturaron entre sus redes al animal, le cortaron las aletas – esta práctica se denomina 'aleteo' – y, todavía con vida, lo arrojaron al mar. Luego, regresaron a la orilla, donde vendieron el producto al extranjero muy temprano, para no ser vistos por nadie.

De acuerdo con la científica, las aletas de tiburón son muy cotizadas en mercados europeos y asiáticos, donde se utilizan con fines gastronómicos y también en la medicina no tradicional, pues hay la creencia de que son curativas.

Asimismo, expresó que a Perú ya han comenzado a llegar los compradores de aletas de tiburón, por lo cual pidió mayor atención a los funcionarios de la Dirección Regional de la Producción de Tumbes, pues muchas veces "brillan por su ausencia".

También pidió trabajar de la mano con autoridades para concientizar a los pescadores y vecinos de Tumbes y enseñarles que más valen los ejemplares vivos de tiburón que los muertos, pues si hay más ejemplares se puede atraer a más turistas a la zona.

Perú21 se comunicó con el Ministerio de la Producción y, luego de condenar este tipo de actos, aseguró que el 'aleteo' está penado en el Perú. Según el Cuadro de Sanciones del Reglamento de Inspecciones y Sanciones de Sanciones Pesqueras y Acuícolas, se establece que "capturar peces para la utilización de gónadas, mutilar sus aletas u otras partes de su organismo, impidiendo su óptimo aprovechamiento", tiene una multa de 0.2 por la capacidad de bodega de la embarcación pesquera en Unidades Impositivas Tributarios (UIT).

También señaló que si los responsables de este acto son pescadores artesanales, quien debe imponer las sanciones respectivas es la Dirección Regional de la Producción de Tumbes.

Agregó que luego de hacerse la denuncia correspondiente investigarán este delito.

Por: Iris Mariscal Herrera

TAGS RELACIONADOS