El encuentro entre las selecciones de y Argentina, como parte de las Eliminatorias para el Mundial de , se vive en todo el país, y los penales no son la excepción.

La fiebre del fútbol llegó también hasta el penal Castro Castro, en el que los internos se vistieron con la rojiblanca para alentar a la selección de todos los peruanos, informó Andina.

Caras pintadas, banderolas y un ambiente de expectativa llenan las celdas del penal, en donde los internos cuentas las horas para el esperado partido. Con cajones y bongó, los internos interpretan canciones alusivas y hasta bailan en la fiesta que significa este deporte y que une a todos.

En este penal conviven cerca de 3,500 internos en 12 pabellones. En cada uno de los pabellones hay televisores usados normalmente para las terapias psicológicas, pero hoy todos sintonizarán el esperado encuentro que podría significar un gran paso para estar en un mundial después de más de tres décadas de ausencia.