Se debe desarrollar más política curricular y docente. (Mario Zapata)
Se debe desarrollar más política curricular y docente. (Mario Zapata)

Tras la participación desastrosa del , en 2012, en la Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA, por sus siglas en inglés) –en que ocupó el último lugar entre los 65 países que se sometieron a la prueba voluntaria– nuevamente los escolares peruanos de 15 años se enfrentarán este año a ese desafío.

El centro de la evaluación PISA esta vez será el área de matemáticas y los alumnos serán evaluados con la computadora. ¿Están preparados? ¿Podrá el Perú remontar su bajo desempeño? Si bien las respuestas aún son una incógnita, todo indica que no habrá cambios significativos.

Los expertos coinciden en que aún no se ha hecho mucho por mejorar la calidad educativa, pese a los grandes esfuerzos del ministro de Educación, Jaime Saavedra, quien logró aumentar el presupuesto del sector en S/.4,000 millones, inició un programa para fortalecer la infraestructura educativa y ha puesto en orden los pendientes de evaluación para la carrera pública magisterial.

"Los resultados de PISA de este año serán muy similares a los que se vienen obteniendo desde 2002 porque no ha pasado nada nuevo en la currícula, metodologías y estrategias pedagógicas, así como en el plan de estudios y en la formación y trabajo docente", señaló el experto en temas educativos León Trahtemberg.

El especialista agregó que el currículo escolar no ha cambiado desde 2009 y sigue teniendo los mismos errores de conceptualización y aplicación. "Está pensado para la educación tradicional y uniformizada del siglo XX y no para la educación interactiva, individualizadora e interdisciplinaria del siglo XXI", sostuvo.

BUENAS MEDIDASLos expertos reconocen, sin embargo, que hay 28 proyectos alentadores del (Minedu) que, si se concretan con éxito, podrían significar un punto de quiebre hacia la calidad educativa que el Perú necesita. Por ejemplo, mencionaron el fortalecimiento de la Educación Física y el idioma Inglés, así como la jornada escolar completa para secundaria.

Al respecto, Isy Faingold, director de Educación Secundaria del Minedu, detalló que el último programa llegará este año al 20% de estudiantes del país y en 2021 se implementará a nivel nacional, incluso en escuelas rurales. En estos colegios se aumentarán 10 horas de clases semanales para reforzar la enseñanza de Inglés, Ciencias, Educación para el Trabajo y Ciudadanía.

Además, se entregarán 80 mil laptops y las escuelas tendrán acceso a Internet para las clases. Para ello, se está capacitando al personal docente y se les entregarán guías didácticas para que preparen sus clases.

"La propuesta ya se ha llevado a cabo con éxito en otros países y con ella esperamos mejorar el aprendizaje en la secundaria pública del país", dijo.

APOYO ESCOLARHugo Díaz, titular del Consejo Nacional de Educación (CNE), resaltó que una iniciativa mucho más importante es el programa de refuerzo escolar, que pretende evitar que el alumnado repita de grado.

"Actualmente, el nivel de repitencia en primaria es de 4.5%; y en secundaria, de 5.5%. Eso le cuesta al Perú S/.350 millones y, si le sumamos el abandono de la escuela, que cuesta otros S/.750 mllns., entonces el costo por esos chicos supera los mil millones de soles al año", detalló.

Verónica Caffo, asesora pedagógica de la Dirección de Educación Primaria, anunció que el programa de soporte escolar llegará este año al 60% de colegios del Perú e incluye el dictado clases de nivelación fuera del horario escolar.

RETOS PARA ESTE AÑOPese a estos avances, el ex viceministro de Gestión Pedagógica Idel Vexler enfatizó que el tema curricular y la política docente aún son dos pasivos muy graves de la actual gestión.

El experto criticó la reforma magisterial; dijo que tiene demasiadas escalas y establece constantes concursos de contratos que afectan la labor de los 60 mil profesores que están en una situación de inestabilidad social, política y laboral.

"Además, las evaluaciones son solamente una prueba de lápiz y papel, a diferencia de la carrera magisterial que evaluaba la capacidad didáctica, experiencia profesional, publicaciones, méritos de los maestros, etc.", refirió.

En ese sentido, recomendó que el Gobierno siga trabajando en el perfeccionamiento de la política magisterial sobre la base de la meritocracia.

No obstante, Díaz mencionó que, con la reforma magisterial, los procedimientos de concursos de directores han mejorado, pues ya no hay denuncias de fraude y, además, el Minedu ha incluido un formato para que el desempeño de los directores y profesores contratados sean evaluados en sus colegios y a partir de eso se defina si se le renueva el contrato automáticamente.

Gracias a esa iniciativa, este año, unos 80 mil docentes con buen desempeño continuarán trabajando sin un concurso o una evaluación.

Díaz estima que el reto para este año es ejecutar todo el presupuesto asignado, capacitar a los nuevos funcionarios que han ingresado a las regiones y manejan el tema de la educación y resolver los casos de colegios que tienen dos directores y donde los antiguos directivos se aferran al cargo con una orden judicial.

Trahtemberg opinó, por su parte, que si el ministro Saavedra logra consolidar lo avanzado en el tema docente y ejecuta el mejoramiento agresivo de la infraestructura educativa, habrá hecho un buen trabajo. "Queda para el próximo quinquenio hacer un verdadero shock pedagógico y curricular con miras al siglo XXI", anotó.

SABÍAS QUE…

  • El 17.6% de alumnos de inicial, primaria y secundaria estudia en una escuela pública rural. La mayoría no tiene agua, desagüe ni luz eléctrica.
  • Patricia Ames, investigadora del Instituto de Estudios Peruanos, señaló que estas escuelas aún tienen muchas carencias de infraestructura, materiales y asignación de docentes.
  • Aseveró que, antes del inicio de clases, el ministerio debe garantizar que las escuelas rurales estén listas y que los profesores, materiales y equipos lleguen de manera oportuna.

TAGS RELACIONADOS