El premier rectificó sus polémicas declaraciones en las que calificó a Antauro Humala, el hermano del presidente , como un , aunque alegó que sus palabras se malinterpretaron.

"No existen presos políticos en el Perú actualmente", dijo el jefe del gabinete. "Antauro Humala ha sido correctamente sancionado por el Poder Judicial", agregó, en alusión a la durante la asonada de Andahuaylas que lideró en enero de 2005.

De otro lado, dijo coincidir con el primer ministro en el sentido de que su hijo Antauro es un "preso político". "(Lo dicho por Lerner) es una precisión exacta que no es nueva y que coincide con el Gobierno, porque el Gobierno (de Alejandro Toledo) enterró a los cuatro policías muertos como caídos en acción de armas por decreto supremo y los ascendió", dijo en RPP.