Apolo es el nombre del valiente perro rottweiler que colabora con el Serenazgo de para combatir la criminalidad en el distrito.

El perro sereno se ha convertido en el terror de los delincuentes, como se observa en los videos de las cámaras de seguridad, en los que se le ve participando en la detención de ladrones.

El can es parte de la brigada canina del Serenazgo de Barranco y ha desarrollado una gran destreza para enfrentarse, sin ningún temor, a los amigos de lo ajeno.