(Rochi León)
(Rochi León)

Patricia Kadenapkadena@peru21.com

Los últimos acontecimientos demuestran, según , que el presidente Ollanta Humala no tiene capacidad de reacción política ni gabinete de crisis.

¿Con la se termina la crisis en el Gobierno?En lo inmediato, sí. La renuncia era un gesto político; los ministros, en la práctica, fueron censurados por el país. Había una indignación general que no se podía explicar en preguntas; no importaban las respuestas. Era ¡por fin somos conscientes de que existe un problema entre el terrorismo y el narcotráfico y ¿tú me quieres enseñar medallitas y triunfalismos a costa de la vida de peruanos y peruanas?! Esta sensación necesitaba un responsable político.

Pero los ministros no renunciaron por asumir esa responsabilidad, sino obligados por la censura que se venía.Eso es lo triste ¿no?, pero el resultado de la censura hubiera sido malo para el país sea cual fuere la situación… En medio de todo, creo que la renuncia ha sido un gesto político importante, aunque tardío; dio la sensación de que había que aferrarse al cargo…

¿Era afán de aferrarse al cargo o piensa que había alguna otra motivación?Yo voy a conductas políticas en general. Uno no debe dar siquiera la sensación de que se aferra el cargo, porque no es sano para el país, y esa fue la sensación que se dio.

¿Pero fue solo eso?No. Yo creo que fue falta de claridad respecto de cuáles eran las consecuencias del triunfalismo. No midieron que le habían dado una política de publicidad a un tema que tenía que ser tratado con reserva y respeto porque había de por medio muchas vidas… Sacar titulares como "Operación impecable", el comunicado, indignan a un país. ¡¿Por qué no dijiste la verdad?! Hay un pésimo manejo de la realidad.

Los ministros renuncian y el presidente no está en el país, ¿qué le sugiere esto?Ese es otro tema. Esto era inminente, no puedes no tener termómetros. Además, hubo discursos confiados, decían que era una cosa de la oposición, pero ¿no sintieron las calles indignadas? Nos subestimaron como país.

Unos dicen que el premier se debe quedar y otros que se debe ir, ¿cuál es su posición?El que tiene que decidir la permanencia o no del primer ministro es el presidente. Él tiene muchísimas habilidades en muchos temas, lo suyo no es el diálogo, pero eso no significa que sea un mal premier.

¿Los nuevos ministros deben ser militares, civiles, oficialistas o independientes?Militares o civiles, oficialistas o independientes, pero que gocen del respeto de las Fuerzas Armadas y de la Policía, porque el respeto no se puede imponer por un cargo, te lo ganas. Tienen que saber lo que van a hacer y tener la honestidad y las ganas de sancionar toda la corrupción que ha habido en torno a licitaciones, preferencias, etc.

¿Siente como que el presidente abandonó a su gabinete en un momento difícil?Maneja muy mal las crisis el presidente Humala. Tiene esta política del avestruz que tanto hemos criticado. Yo solo he reconocido reflejo político en el peritaje sobre Conga. Fue el único momento en el cual vi a un presidente. Creo que no tiene un gabinete de crisis que le diga no te puedes ir del país si dos de tus ministros están censurados, si a uno de ellos lo han pifiado…

¿Y eso no se lo debería decir el primer ministro?No necesariamente. Tienes que darte cuenta que, a veces, tus operadores pueden tener perfiles más técnicos. Este primer ministro puede no tener capacidad de…

Él ha reconocido que político no es.No tiene que decirlo, no es necesario. Lo político no es malo, pero si te rodeas de personas que te dicen lo que quieres escuchar, si te sales de la realidad ¿cómo la escuchas? A Humala le falta esa reacción. Le faltó con 'Mocha', con sus dos hermanos, Alexis y Antauro. Ha reaccionado, pero ha reaccionado por rating electoral, y eso es muy mal.

¿El presidente del Congreso, , ha hecho méritos para una reelección?Independientemente de los méritos que ha tenido en gestión, la actitud que requerimos para un presidente del Congreso no cuenta entre sus cualidades, tiene otras. No hay tolerancia, no hay capacidad de diálogo, no hay búsqueda de consensos, no hay prudencia.

¿A Víctor A. García Belaunde, voceado para la Mesa Directiva, lo considera del oficialismo o de la oposición?Yo le tengo un cariño personal a 'Vitocho'. En el caso Chehade tuvo una conducta digna de reconocer. Considero que lo puede hacer muy bien, pero muchos más también lo pueden hacer bien.

¿Pero es del oficialismo o de la oposición?Él, en la práctica, pertenece a una bancada cuya posición nadie entiende cuál es. Tienes a un Sheput, que es el discurso del partido hacia afuera, que es una conducta completamente distinta hacia adentro, entonces, ¿dónde estamos? Yo creo que es una pregunta que la tienen que responder ellos.

Alianza Por el Gran Cambio tiene algún precandidato.Ni siquiera lo hemos conversado en la bancada, pero sí sabemos cuál es nuestra línea de conducta. Nosotros no vamos a sacrificar nuestra posición de oposición seria y responsable por mesas directivas, viajes. No nos interesa.

¿Y Yehude Simon ya está compenetrado con los intereses de la bancada?Creo que él ha entendido que la fuerza de una bancada es su unidad en las decisiones.

Pero en el caso Chehade la dejó mal a usted, que hizo el informe.No, a mí no. ¿Quién es el vicepresidente de la República? Ya no hay. El gran perdedor de esto no fui yo, fue Chehade.

Me refería a la situación en la bancada, internamente.No. Internamente Yehude cometió un error que reconoció, y eso fue lo que permitió que la bancada continuara cohesionada.

En el caso de los Gestores tampoco estuvo con ustedes.Porque tenía corresponsabilidad. Él era parte de quien había tomado las decisiones. De hecho, eso se sustentó, y Gestores finalmente se cayó. Pero en el post, Yehude, todos, hemos mantenido una coherencia como bancada.

En la última encuesta de Datum, , pero no está Lourdes Flores, ¿es un mal síntoma?¡Es un extraordinario síntoma! Antes aparecíamos ganando siempre y nunca ganamos; en una de estas, a lo mejor, ahora sí (risas). No, una encuesta con tanta anticipación es solo un momento importante. Yo felicito a ambas personas por el reconocimiento que tienen a nivel de la población, pero no tiene nada que ver con lo que va a pasar.

En el caso Chavín de Huántar, ¿vale presentado por el Gobierno?Primero, hay que separar a los comandos Chavín de Huántar de la presunta ejecución extrajudicial. Son dos temas diferentes y yo soy la primera en proteger a los comandos. Acá hay un hecho que tiene que demostrarse. Hay la presunción de la comisión de una violación de derechos humanos que tiene que definirse en el Poder Judicial. Respecto de eso hay una serie de pruebas, pero lo que no puedes hacer es desacreditar las pruebas, tienes que buscar la verdad.

¿Y este informe ayuda a encontrar la verdad?En absoluto. Este informe está disfrazado de protección a los comandos Chavín de Huántar porque once años después no tiene ningún valor científico… La Corte está sancionando al Perú por plazo razonable en descubrir la verdad, y el Perú lo que tiene que señalar es si se cumplió o no el plazo razonable, y para eso hay criterios. Imagina, si once años después presentas un peritaje, ¡perdiste el plazo razonable! Hay un mal enfoque, una mala defensa.

¿Es un error del Ministerio de Defensa o del sector Justicia?De los dos. A mí me parece que el ministro de Justicia, Juan Jiménez Mayor, que debió ser un gran defensor de los derechos humanos, porque él sí conoce el tema, ha perdido el cable a tierra.

FRASES

- "Yo me siento defraudada por dos hombres (Juan Jiménez y Francisco Eguiguren) que en el sector Justicia pudieron haber hecho muchísimo; para empezar, docencia en materia de derechos humanos".

- "Ya los cien días de amor pasaron, entonces, ¿qué cosa creemos?, ¿que gobernar un país es todo el mundo aplaudiéndote y titulares festejándote?".

- "Sí, por supuesto que sí (veo a Nadine Heredia como potencial candidata), cuando sea su tiempo. Ella tiene un compromiso con el país ahora. Ella sabía cuáles eran las reglas y las reglas hay que respetarlas?".