El presidente del Instituto Nacional Penitenciario (), , criticó la exposición de que sufrió , conocido como el , durante la inauguración de la clínica psiquiátrica 'El Buen Pastor', ubicada dentro del .

"Nunca debió estar allí (en la inauguración). No se trata de exponer a la prensa a los internos porque la cárcel no es un zoológico y menos a personas con enfermedades psiquiátricas", dijo Pérez Guadalupe en declaraciones recogidas por el noticiero 90 segundos, edición sabatina.

Urrutia padece de , se encuentra en el pabellón psiquiátrico de Lurigancho –que es administrado por la Policía Nacional– y su caso refleja la atención especializada que requieren 375 presos con problemas mentales que no tienen a dónde ir, detalló el mencionado matutino.

"Si los llevamos a hospitales nos dicen 'no hay sitio'. En todo el sistema tenemos casi 400 enfermos psiquiátricos", se quejó Pérez Guadalupe.