El drama de aún no termina. La pequeña ahora necesita un respirador artificial especial para poder continuar con su recuperación, luego de que un grupo de 'marcas' la dejó cuadrupléjica en 2010.

El respirador que actualmente utiliza emite un sonido fuerte y molesto que asusta e incomoda a Romina. Con un equipo portátil, la niña podría movilizarse con mayor facilidad y le aliviaría las sesiones diarias de limpieza de las secreciones producto de la traqueotomía que se le practicó para salvar su vida.

Por ello, la familia de la pequeña pide ayuda para poder adquirir uno de estos equipos, ya que no cuentan con los recursos suficientes. Para cualquier tipo de colaboración, contactarse al teléfono 996-850-463.