Un hombre de tercera edad se dirigía a su cita de consulta en el Hospital Rebagliati, en , cuando fue embestido por un auto a pocos metros de la puerta del nosocomio. 

El hombre no era atendido, a pesar de estar a solo unos pasos de la puerta de ingreso. Las personas que lo auxiliaron señalaron que se comunicaron con el personal del hospital pero no nadie se acercó. 

El conductor indicó que el peatón tuvo la culpa del accidente pues el semáforo estaba en verde para él y el hombre de la tercera edad cruzó intempestivamente. 

Momentos después, llegó una ambulancia del hospital y se llevó en una camilla al transeúnte accidentado.