Pésima experiencia. Una usuaria, identificada como Juanita Vega, denunció que el bus de la empresa de transportes Cavassa estaba nada más y nada menos que plagado de insectos.

Chinches, pulgas y todo tipo de insectos atormentaron a los pasajeros de la ruta - Lima, entre ellos, a su pequeño hijo, quien resultó con picaduras de consideración que le han dejado secuela.

“Mi hijo está mal. Él en la noche no puede dormir, está con legañas, fiebre, fastidios y diarrea”, dijo la usuaria a 24 Horas.

Pero eso no es todo, cuando Vega se acercó a la sucursal, ubicada en Plaza Norte, los encargados le dijeron que solo podrían ofrecerle pasajes gratis, pero no costearle el tratamiento al menor.

La empresa Cavassa todavía no ha emitido un comunicado al respecto.