De manera parcial se viene acatando el paro de 24 horas convocado por diversos gremios de choferes, cobradores y propietarios de buses de transporte público en rechazo a la ordenanza N° 1599, la que establece una serie de requisitos para el transporte público e incrementa el monto de las multas por infracciones para este sector.

Durante las primeras horas de la mañana se sintió la restricción del servicio en algunos sectores de la capital, lo que fue aprovechado para subir el precio de los pasajes. Sin embargo, la gerente de Transporte Urbano del municipio de Lima, María Jara, calificó esta medida como un "rotundo fracaso", al señalar que solo el 5% de unidades acata la paralización.

Desde la zona de Puente Nuevo, en El Agustino, donde verifica la prestación del servicio al público, Jara dijo que incluso han salido a laborar transportistas de la empresa San Sebastián, del dirigente Julio Rau Rau, Corporación Nacional de Transporte del Perú (Conet) y uno de los promotores del paro.

De acuerdo con la Conet, unos 25 mil vehículos acatan la medida e incluso asegura que a la medida de fuerza se sumarán los taxis-colectivos. "Algunas empresas no están de acuerdo con la paralización. Pero hay conductores, cobradores y propietarios de unidades que rechazan la medida abusiva que pretende implantar la Municipalidad de Lima", señaló Rau Rau.

Para este dirigente, la disposición ha generado que muchos empresarios dejen de comprar buses nuevos debido a que no hay garantías sobre el servicio. "Tampoco nos dan créditos bancarios", acotó.

Criticó, además, que las multas hayan pasado de poco más de S/.300 a S/.3,650. "El municipio solo buscan incrementar su presupuesto", señaló.

Refirió que la comuna limeña dialoga con personas que no los representan. "Pedimos que la norma sea suspendida por 180 días y que se conforme una nueva mesa de diálogo", dijo.

En tanto, Omar Calderón, de la Asociación de Empresas de Transporte Urbano Masivo, manifestó que la medida –que exige, también, que los choferes y cobradores sean incluidos en planilla– no es realista.

"Hay rutas que duran más de seis horas. Así no podremos cumplir con el tiempo de trabajo máximo que piden (cinco horas)", añadió.

ENTRAN EN VIGENCIA SANCIONESDesde hoy se sancionará a los choferes que circulen con unidades que no han sido registradas en la Gerencia de Transporte Urbano. También se impondrán papeletas a los conductores que ofrezcan un mal servicio. Estas multas pueden llegar a los S/.3,650.

Cabe indicar que hay sanciones que no entran en vigencia este lunes. Entre estas está prestar servicio con choferes o cobradores con credencial suspendida o no contar con sistema de control y de monitoreo inalámbrico. Tampoco se castigará el no transmitir datos de su flota a la Gerencia de Transporte Urbano (GTU).

También se ha excluido el prestar servicio usando equipos de sonido o TV y operar con buses que no tengan limitador de velocidad.