Esta mañana, efectivos de la Policía encontraron una granada de guerra en las inmediaciones del exmercado mayorista de , cerca a la puerta de acceso que da a la avenida San Pablo, en .

El aparato explosivo se encontraba en una caja, en la que los miembros de la encontraron también una bomba lacrimógena. Ambos artefactos no habían sido detonados, informó Primera edición.

Los comerciantes atrincherados en el excentro de abastos negaron estar involucrados con el hallazgo y aseguraron que fue colocado por personas que quieren desprestigiar su lucha.

Durante al menos 15 minutos el personal de la UDEX trabajó en la zona, que fue acordonada por seguridad.