La familia guarda absoluta reserva sobre los detalles de la liberación. (Ernesto Quilcate/USI)
La familia guarda absoluta reserva sobre los detalles de la liberación. (Ernesto Quilcate/USI)

recuperó ayer su libertad. El empresario fue por sus captores en la zona conocida como Puente Nuevo, en El Agustino, 48 horas después de que su familia pagara US$300 mil como rescate. Había permanecido en manos de una sanguinaria banda –que no dudó en cortarle el dedo como advertencia– durante 35 días.

Ocurrió a la 1:15 de la mañana. Arenas –con varios kilos menos, un fuerte grado de deshidratación y una herida en la mano derecha– tardó varios minutos en reaccionar. Luego buscó ayuda para llamar por teléfono a sus familiares, quienes acudieron de inmediato en su auxilio.

Inicialmente, fue conducido a su vivienda, ubicada en la urbanización Camacho, en La Molina, donde fue examinado por un médico de confianza. Cerca de las 8 de la mañana, fue internado en una reconocida clínica limeña.

RECUENTO DE LOS HECHOSEl empresario ferretero fue cuando salía de su negocio, que se encuentra en el Cercado de Lima. A las pocas horas, sus secuestradores tomaron contacto con la familia para .

Ante el riesgo que corría su vida, los parientes de Manuel Arenas les pidieron a los agentes de Investigación de Secuestros de la Dirincri que no intervinieran en el caso. Lo que hicieron fue contratar los servicios de un negociador internacional: un oficial de la Marina.

Los delincuentes, que fingían ser colombianos, se contactaron hasta en cuatro oportunidades con la familia.

El momento más difícil se produjo a los 21 días del rapto. Como los hampones no tenían información alguna sobre el dinero, procedieron a cortar, sin misericordia, el dedo meñique de la mano derecha de la víctima. Los criminales hicieron que los parientes fueran a buscar "el encargo" a un baño del club Regatas Lima, en el distrito de Miraflores.

El sobre con el macabro contenido fue hallado en el día 23 del plagio, precisó nuestra fuente policial.

Paralelamente, los efectivos realizaban trabajos de inteligencia de oficio. Fue así como detectaron que los facinerosos hacían las llamadas desde teléfonos públicos que se encontraban en los distritos de El Agustino, San Martín de Porres y La Victoria.

Finalmente, el negociador consiguió que los malhechores rebajaran sus pretensiones económicas a 300 mil dólares. El pago se efectuó la noche del sábado.

Los secuestradores prometieron liberar de inmediato al empresario. Como esto no sucedía, la familia temió lo peor, por lo que acudió a la Policía. Felizmente, la pesadilla llegó ayer a su fin.

SABÍA QUE

- El reo Mamerto Floríán Castro, 'Cojo Mame', estaría involucrado en el secuestro ya que hace unas semanas se le incautaron dos celulares en el penal Piedras Gordas.

- Tampoco se descarta que el temido hampón Roberto Zevallos Huerta, 'Gordo Bata', sea el autor intelectual de este crimen.

- El último secuestro típico ocurrió el 14 de marzo del 2012. La víctima fue la contadora Jacqueline Almengor Cango (30).

- En aquella oportunidad, los plagiarios le exigieron el pago de 500 mil soles a la familia de la joven para liberarla. Fue abandonada, el 18 de marzo, en la carretera Panamericana Sur.