El ministro de Justicia, Juan Jiménez, aseguró hoy que el Gobierno ejecuta un plan "silencioso y articulado" para rescatar "con vida" a los 43 trabajadores vinculados al proyecto Camisea secuestrados el lunes último en Keshiapato (Cusco) por senderistas, que ayer dispararon a un helicóptero de la Policía y .

"La prioridad del presidente Ollanta Humala es liberarlos con vida", dijo por su parte el ministro de Defensa, Alberto Otárola, al subrayar que tropas del Ejército y la Policía han cercado la zona donde se produjo el plagio, dentro del Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), la mayor cuenca cocalera del país donde operan bandas de narcotraficantes en alianza con los senderistas.

Otárola añadió que patrullas combinadas de soldados y policías intensificaron las operaciones en esa zona montañosa, de tupida vegetación, y encontraron "una especie de madrigueras que habrían servido de campamento" a los senderistas.

Ese hallazgo se hizo en la zona de Lagunas, en Alto Postaquiato, lugar donde fue baleado la tarde del jueves el helicóptero en que murió la copiloto de la nave, Nancy Flores, quien recibió un disparo en el pecho.