notitle
notitle

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sospecha que bandas organizadas movieron en los últimos nueve años más de US$5,814 millones en lavado de activos a escala nacional, de acuerdo con informes de las entidades financieras.

La Superintendencia adjunta de la UIF señaló que los reportes recibidos están relacionados con el tráfico ilícito de drogas, narcoterrorismo, tráfico ilícito de armas, trata de personas, entre otros.

Según la Superintendencia de Banca y Seguros y AFP, desde 2003 a diciembre del 2011, se recibieron 12,567 reportes sospechosos en su mayoría alcanzados por bancos (36%), empresas de transferencia de fondos (34%), empresas administradoras de fondos colectivos (13%), entre otros.

A partir de estos informes, la UIF elaboró 557 informes que involucraban US$5,814 millones, de los cuales US$4,748 millones estaban posiblemente vinculados a los delitos de tráfico ilícito de drogas y terrorismo; 161 millones con defraudación tributaria; 141 millones a estafas y fraudes y 74 millones a corrupción de funcionarios, entre otros delitos.

El superintendente adjunto de la UIF, Sergio Espinosa, refirió que solo en 2011 se remitieron 91 informes de inteligencia financiera, involucrando un mayor monto de dinero y un mayor número de personas naturales y jurídicas, incluidas en las operaciones deescubiertas.

En este sentido, demandó otorgar a la UIF mayor acción de intervención y acceso a la información protegida por el secreto bancario y la reserva tributaria. "Por ley le está prohibido a la Sunat entregar esta información, aunque ahora reportan casos que antes no lo hacían", anotó.

Se elabora con el Ministerio de Justicia, dijo, un proyecto de ley para regular el trabajo de los notarios que tendrían la obligación de reportar movimientos sospechosos a la UIF.

Entre otras acciones que debería tener la UIF para luchar contra el lavado de activos están las de prohibir portar montos superiores en efectivo de US$30,000 en movimiento transfronterizo y establecer límite de transacciones en efectivo por montos superiores a S/.5,000 para compra de bienes registrables, aportes y constitución de personas jurídicas, pagos de derechos, tasas y honorarios entre otros.

En Lima se registraron 7,632 operaciones sospechosas; 307 en La Libertad y 281 en Lambayeque.

Los 111 informes de inteligencia financiera relacionan movimientos por el orden de US$1,078 millones con empresas de fachada, y otros 36 reportes indican el uso de identidades falsas, documentos o testaferros que involucraban US$863 millones.

Además, 12 reportes informaron sobre el uso de transporte físico de dinero ilícito para conversión en moneda que involucraba US$519 millones.