Tras su participación en el simulacro nacional de sismo, el presidente aseguró hoy que el Gobierno no dudará en enfrentar la violencia y restablecer el orden en zonas como o , donde sectores radicales promueven sendos paros contra la actividad minera.

"Yo sí estoy dispuesto a combatir porque hay que poner orden en el país. No es correcta la política del avestruz que se ha hecho en el pasado, dejar que en el interior la violencia destruya el estado de derecho", declaró el mandatario a la prensa.

El jefe de Estado dijo que asumirá su responsabilidad y que priorizará el diálogo para la solución de estos conflictos; sin embargo, recalcó que no caerá en las provocaciones de quienes azucen a los pobladores. "Vamos a hacer respetar el principio de autoridad", sostuvo.

RESPALDO A VALDÉSAnte los pedidos de algunas autoridades regionales e incluso de congresistas de Gana Perú para que se separe al premier , Humala aseguró que este tiene todo su respaldo.

Agregó que no se deben aceptar presiones de nadie, "ni siquiera de algún congresista, por más que sea regional o del partido de gobierno", en referencia a los legisladores cusqueños Rubén Coa, Verónika Mendoza y Hernán de la Torre.

"No estamos para que ningún congresista, por tratar de ganar un voto en su región, se rasgue las vestiduras y presione al Ministerio Público y al Poder Judicial", afirmó.

"Estamos muy preocupados cuando en los conflictos hay pérdida de vidas humanas, y eso es irreparable y, más aún, cuando a través de informes que no tienen relación con una determinada área de influencia se busca exacerbar ánimos" agregó.

"Lo peor que podemos hacer es, sobre falsas informaciones o informaciones que no corresponden a esa zona (…) construir una arquitectura que se va a caer en cualquier momento", insistió, en clara alusión a la legisladora Verónika Mendoza.

También se le volvió a preguntar por . "Los temas familiares en mi casa", contestó.