(USI)
(USI)

El presidente se volvió a referir al en contra del proyecto aurífero , y señaló que esta protesta "ya no es un tema ambiental, sino político".

"Lamentablemente cuando la violencia se exacerba, y hay gente que lo que está buscando es una lucha política. En Cajamarca no es un tema de agua, porque allí hay agua. Detrás de esas banderas hay intereses particulares y así a veces se dan agresiones a personas que están cubriendo las noticias", dijo el jefe de Estado en breves declaraciones a la prensa.

CAJAMARCA VUELVE A LA NORMALIDADLa ciudad amaneció tranquila, sin ningún rezago de la marcha antiminera que ayer, ante la escasa convocatoria que logró, estuvo marcada por ataques de una turba radical contra periodistas que realizaban la cobertura informativa de dicha actividad.

Los negocios y los mercados funcionan con normalidad esta mañana, en el segundo día de paro que encabezan el presidente regional Gregorio Santos y el exemerretista Wilfredo Saavedra.

Asimismo, las actividades en el aeropuerto Armando Revoredo se realizan sin contratiempos, los comercios están abiertos, los servicios de taxis y de mototaxis circulan sin problemas.

MÁS DENUNCIASDe otros lado, en el programa Jaque Mate, el periodista cajamarquino Henry Horna denunció que varios empresarios de esa región son amenazados para que entreguen "cupos de guerra" a los grupos radicales que intentan desatar la violencia.

Refirió que los radicales exigieron a los gerentes de una cadena de supermercados que opera en Cajamarca la entrega de 10 mil raciones alimenticias para los próximos tres días.