Tras la de al premierato, el presidente tomó juramento al nuevo gabinete encabezado por , en una ceremonia realizada en el Salón Dorado de .

El jefe del Estado tomó juramento a los nuevos ministros de Agricultura, Luis Ginocchio; de Justicia, Juan Jiménez; de la Mujer, Ana Jara; del Interior, Daniel Lozada; de Defensa, Alberto Otárola; de Cultura, Luis Peirano; de Trabajo, Luis Villena; de Producción, José Urquizo; de Energía y Minas, Jorge Humberto Merino, y del Ambiente, Manuel Pulgar Vidal.

Los ministros de Relaciones Exteriores, Rafael Roncagliolo; de Economía y Finanzas, Luis Castilla; de Comercio Exterior, José Silva Martinot; de Salud, Alberto Tejada; de Educación, Patricia Salas; de Transportes y Comunicaciones, Carlos Paredes; de Desarrollo e Inclusión Social, Carolina Trivelli; y de Vivienda, René Cornejo, fueron ratificados en sus cargos.

Todos los ministros salientes, encabezados por Lerner, estuvieron presentes en el Salón Dorado de Palacio y saludaron a sus reemplazantes, en una señal que parece apuntar a contrarrestar la percepción sobre la desunión en el gabinete y las que se pusieron en relieve en las últimas semanas.