Continúa la controversia. Luego de que la e investigar al exfutbolista Roberto Martínez y al alcalde chalaco, Juan Sotomayor, implicados en un caso de 'Chuponeo', nuevos indicios comprometen aún más a estos personajes, esta vez en un presunto 'reglaje' al presidente regional del primer puerto, Félix Moreno.

Fragmentos inéditos de la conversación de octubre del 2011 entre Martínez y Marco Ancieta, familiar de Ernesto Torres –extrabajador del municipio chalaco quien es señalado como responsable de un 'chuponeo' a Lourdes Flores–, revelan que el excapitán de la 'U' intercedió con Sotomayor para que Torres, detenido en setiembre por tenencia ilegal de armas, no vaya al penal de Cañete y además reciba un pago por la entrega de unos "documentos".

Torres, en su defensa, señala que estuvo preso entre setiembre y diciembre del 2011. Sin embargo, el noticiero Abre los ojos difundió dos infracciones de tránsito impuestas 29 de octubre de ese mismo año, cometidas en el mismo vehículo en el que había sido detenido un mes antes. Esto pone en duda cuál era su verdadera situación durante esos tres meses.

Lo que llama la atención es que estas dos infracciones (por no tener licencia de conducir y manejar ebrio) ocurrieron en la cuadra 10 de la avenida Arnaldo Márquez, Jesús María, donde queda la casa de los suegros de Félix Moreno, presunta víctima del 'chuponeo'. Por si fuera poco, Torres consignó como su lugar de residencia el número 3970 de la avenida Elmer Faucett, donde funciona la oficina de la presidencia regional del Callao.

"No puedo seguir en un movimiento (Chim Pum Callao) donde hay personas que cometen estos actos delincuenciales (…) Nos reuniremos mañana para escuchar a Sotomayor y voy a exigir la separación inmediata de las personas involucradas. Si no atienden este pedido, tendré que renunciar", dijo Moreno.

El presidente regional detalló que este seguimiento ponía en riesgo a su familia e hijos, quienes visitan dos veces a la semana a sus suegros en Jesús María.

"Tenía algún conocimiento de que (Roberto Martínez) se dedicaba a este tipo de labores. En el Callao van y vienen comentarios, pero sin pruebas concretas no se puede echar la culpa a nadie", añadió Moreno.

SE DEFIENDEErnesto Torres negó estas acusaciones y aseguró que estuvo preso entre setiembre y diciembre del 2011 y que desconocía las infracciones mencionadas en el noticiero, de las cuales –aseguró– se enteró recién el jueves o viernes de la semana pasada.

Cabe recordar que Martínez también negó estar implicado en alguna red de interceptaciones telefónicas contra Félix Moreno. "Si ha habido un 'chuponeo' o un seguimiento, ha sido hacia mí. No hacia ellos, porque me han grabado toda la conversación", dijo el lunes.