Se encontraron osamentas sin cabezas. (A. Bryce)
Se encontraron osamentas sin cabezas. (A. Bryce)

La reciente y gigantesca tumba hallada con en el Santuario Histórico Bosque de Pómac –perteneciente a la cultura Sicán–, podría ser arrasada por el río La Leche, si es que no se toman las medidas preventivas ante las próximas lluvias, alertó ayer Carlos Elera, presidente del comité de gestión del referido sitio arqueológico.

"Urge que se construya una defensa ribereña de unos siete kilómetros y también que se limpie el cauce del río La Leche. No olvidemos que este torrente atraviesa los complejos arqueológicos de Las Ventanas, Loro, La Merced y El Corte", advirtió, tras recordar que la crecida del referido río ya causó, en 1983, la pérdida de una huaca.

Elera agregó que el Gobierno Central ha dispuesto la creación de una unidad ejecutora para Pómac, la cual espera que pueda ser administrada por ellos, debido a que conocen mejor la zona.

GRAN HALLAZGOEl también director del explicó que la tumba que se encuentra en riesgo mide unos 150 metros cuadrados y tiene unos 8 metros de profundidad.

Anunció que en dicho lugar habría sido enterrado un personaje de élite de más de mil años de antiguedad, el cual gobernó la cultura Sicán o Lambayeque. Ello se deduce por la gran cantidad de sacrificios humanos encontrados en el lugar, pertenecientes al período 900 a 1100 años después de Cristo.

DATOS

- En 1998, se reencauzó el río La Leche, en la zona de Túcume, pero la falta de mantenimiento hizo que nuevamente subiera el nivel de sus aguas.

- La fuerza de las aguas –debido a las intensas lluvias– ocasionó la erosión de las estructuras de la huaca las Ventanas.