En Perú, el fenómeno El Niño ocasionó fuertes inundaciones. (USI)
En Perú, el fenómeno El Niño ocasionó fuertes inundaciones. (USI)

Las condiciones para un severo parecen estar desarrollándose en el Océano Pacífico, luego de que datos satelitales de la revelaran fuertes similitudes con el ocurrido en 1997, considerado como uno de los más fuertes en el siglo XX y que goleó muy fuerte al Perú.

Información de los muestran la vista de 10 días de la altura de la superficie marítima del 2 de mayo de 1997 y del 3 de mayo de 2014, con sombras de rojo y naranja mostrando donde el agua es más cálida y por encima del nivel marítimo normal.

Las sombras azules y verdes muestran las áreas donde el nivel y las temperaturas del mar son más bajas que las normales, mientras que las partes blancas muestran los niveles marítimos normales.

En Marzo, el Buró de Meteorología de Australia advirtió que un evento climatológico de El Niño era posible, con un estimado de probabilidades del 70%. Además, señalaron que se desarrollaría en los primeros días de julio.

Durante un fenómeno El Niño, los vientos orientales en el Pacífico permiten que grandes olas de aguas cálidas atraviesen el Pacífico hacia Sudamérica.

Las aguas superficiales en la parte central y oriental del Pacífico se vuelven más cálidas de lo normal, resultando en patrones climatológicos alterables que afectan la pesca y que pueden derivar en sequías.

"Lo que estamos viendo en el océano Pacífico tropical luce similar a las condiciones de inicios de 1997", dijo Eric Lindstrom, jefe del programa de oceanografía en los cuarteles generales de la NASA.

"Si esto continúa, podríamos estar viendo a un severo fenómeno El Niño para este invierno. Pero no hay garantías", añadió.

El Niño de 1997-98 fue uno de estos eventos climatológicos más fuertes que se hayan observado. Norteamérica tuvo uno de los inviernos más cálidos y húmedos en los registros, particularmente en California y Florida. Perú, México y el resto de Centroamérica y Sudamérica soportaron devastadores tormentas e inundaciones.

Indonesia y partes de Asia sufrieron desastrosas sequías. En total, cerca de 2,000 personas murieron a causa del clima extremo causado por este fenómeno.