— la nueva primera dama — no tuvo ningún inconveniente en salir a las calles y tomarse algunas fotos con los ciudadanos que con emoción le pedían un selfie para el recuerdo.

Esto sucedió en la tarde del último lunes cuando la esposa del presidente, , fue a tomar un café en el Jirón de la Unión, en el Centro de Lima. Lange estuvo acompañada por miembros de su seguridad personal y por un agente policial.

Entre flashes, celulares y cámaras fotográficas, la señora de 62 años y originaria de Wisconsin, Estados Unidos, sonreía naturalmente con todo aquel que posaba a su lado.

Nancy Lange, quien en un primer momento pasó desapercibida por su vestir casual, es politóloga de profesión. Entre sus pasatiempos figuran viajar y leer sobre política, ciencia y temas sociales.

TAGS RELACIONADOS