Jorge Muñoz dijo que las decisiones deben tomarse según lo que diga la evidencia. (Foto: Britanie Arroyo / @photo.gec)
Jorge Muñoz dijo que las decisiones deben tomarse según lo que diga la evidencia. (Foto: Britanie Arroyo / @photo.gec)

El alcalde de Lima, , sostuvo que la capital debió ser incluida en el grupo de regiones de riesgo muy alto por la alta incidencia de casos positivos de coronavirus (COVID-19) que presenta, pero que esto no se dio debido a que el Gobierno busca establecer un equilibrio con las actividades económicas.

“Lo que hemos dicho es que las decisiones deben ser tomadas siguiendo la evidencia. Todo parece indicar que la situación de Lima es compleja y debía haberse aplicado una medida como la de Lima Regiones. .Pero se busca un equilibrio económico que es lo que ha primado en el Ejecutivo” sostuvo a Canal N.

Lima y Callao, a diferencia de Lima Regiones, han sido incluidos en regiones de riesgo alto. Entre las medidas que se aplican destaca que el inicio del toque de queda es a las 9 p. m. y la prohibición de circulación de autos particulares los días domingo.

Muñoz inauguró la Vía Expresa Lima Sur en Pachamac. (Video: Canal N)

En esa línea, el burgomaestre de la capital pidió que al Gobierno que no se espere hasta el día 31 de enero, día en que finaliza el plazo del estado de emergencia, para que se den a conocer las nuevas normas que regirán en el país.

Con relación al tema de las playas, Muñoz dijo que se debe evaluar la evidencia que existe al respecto y actuar en consecuencia. Destacó que no todas las playas presentan las mismas características.

“Las playas no son lugares de contagio, pero lo que produce es aglomeración. Mi decisión y la del Ejecutivo es que esto se dé según la evidencia, si esta te dice que no es adecuado entonces no. No todas las playas son iguales, estamos viendo cómo en chorrillos hay una demanda muy grande en Agua dulce. Ahí hay que poner el foco, pero hay otras playas que no presentan esas características”, aseveró.

VIDEO RECOMENDADO

Se confirma tres casos de la nueva variante británica COVID-19 en el Perú