Se tiran la pelota. La Municipalidad de dio su versión sobre el del centro de rehabilitación Cristo es Amor, que el sábado pasado causó la muerte de 27 personas. La gerente edil del distrito, Ninfa Calle Hernández, aseguró que la responsabilidad del hecho le compete al Ministerio de Salud (Minsa).

"Enfáticamente les digo que la responsabilidad es del Ministerio de Salud, lo dice la ley", dijo en alusión a la norma que regula el establecimiento y ejercicio de los centros de atención para dependientes, que operan bajo la modalidad de comunidades terapéuticas.

La ley fue publicada el 23 de julio del año pasado, pero hasta ahora no tiene reglamento, agregó la funcionaria.

Asimismo, dijo que el municipio solo puede dar licencias de funcionamiento a ese tipo de locales siempre y cuando cuenten con una resolución ministerial. Además aseguró que la municipalidad cumple con informar al ministerio cuando estos son clausurados, tal como ocurrió con Cristo es Amor en dos ocasiones.

Quien brilló por su ausencia durante la conferencia de prensa fue el alcalde de esa comuna, Carlos Burgos.

MINSA RESPONDEPor su parte, el ministro de Salud, Alberto Tejada, afirmó que la comuna nunca dio cuenta de la existencia de un centro de rehabilitación clandestino en ese distrito, durante las inspecciones realizadas por el sector en 2011 y este año.

Tejada aseguró que la referida comuna no reportó la clausura del centro "Cristo es Amor" cuando el Minsa les comunicó sobre las inspecciones que iban a ejecutar con apoyo de la Fiscalía. Agregó que los gobiernos locales pueden clausurar los albergues informales y pedir apoyo de la Policía y Fiscalía si hay reincidencia.