(USI)
(USI)

Los dueños de los vehículos que operen como taxi independiente deberán pintar sus unidades de color amarillo y serán los responsables del servicio que se preste en su unidad, mientras que en el caso de las unidades estación y remisse, la responsabilidad recaerá en la empresa.

Esas disposiciones forman parte del proyecto de nuevo reglamento del servicio de taxi, que presentó hoy la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) de Lima, a las entidades relacionadas con el sector y que forman parte del proceso de reforma de ese servicio.

La medida evitará que en caso suceda algún incidente durante la prestación del servicio de taxi en la ciudad de Lima, por ejemplo , nadie evada su responsabilidad.

Asimismo, de acuerdo al reglamento propuesto, las empresas de taxis deberán ser propietarias de los vehículos con los que trabajan. Se señala que esta condición tendrá que ser implementada de manera progresiva.

Los vehículos de empresas estarían obligadas a tener un solo color, exhibir el número telefónico y mostrar el logo de la compañía, a fin de que el usuario sepa quién le ofrece el servicio. Además, el uso de casquete será obligatorio en todos los casos.

Vásquez señaló que en el interior de los vehículos se tendrá que colocar una ficha con .

La gerenta de Transporte Urbano, María Jara, informó que este proyecto será publicado en el diario oficial El Peruano y en el portal web de la para recibir las opiniones y sugerencias, por escrito y de manera formal, por un periodo de 15 días.