El descanso entre cada jornada deberá ser como mínimo una hora. (USI)
El descanso entre cada jornada deberá ser como mínimo una hora. (USI)

A partir de julio, la Gerencia de Transporte Urbano (GTU) de la Municipalidad de Lima multará con S/.3,650 a las empresas de transporte público cuyos choferes manejen por más de 10 horas diarias, según la .

El asesor de la GTU, Miguel Figueroa, señaló que dicha ordenanza, que regula la prestación del servicio de transporte público de personas en Lima, establece que la jornada de manejo continua no debe superar las cinco horas.

El tiempo de descanso entre cada jornada deberá ser como mínimo una hora y es obligatorio que las empresas cuenten con el número suficiente de conductores y cobradores para prestar el servicio.

Asimismo, el especialista explicó que exceder la jornada máxima de conducción es una falta muy grave que implica la retención del vehículo en el depósito municipal y, en el caso de reincidencia, una multa de S/.7,300.

"Con esto se busca que los conductores y cobradores tengan jornadas de manejo adecuadas, una mayor concentración y capacidad psicosomática durante la conducción, así como menos accidentes de tránsito", sostuvo.