Lamentable espectáculo de racismo en pleno siglo 21. Una mujer, identificada como Ana María Ventura, se enfrentó al personal de Serenazgo de la con insultos de grueso calibre y frases discriminatorias.

Los fiscalizadores fueron interrumpidos por la señora cuando intentaban retirar de la vía pública a una ambulante que vendía paltas en las afueras de un mercado de Salamanca. El incidente fue grabado por las autoridades, quienes lograron registrar el cobarde ataque verbal.

“Háblame castellano bien, porque seguro eres más serrano que yo”, “Saca el mote, saca el mote”, “Pensarán que soy una más del mercado, pensarán que soy igual que ellos”, “¡Huev** de mie***, serrano!”, fueron algunas de las violentas agresiones de la mujer, quien aseguró no vivir en el Perú, sino en Italia, y que siente “pena los peruanos”.

Pero eso no fue todo. Ana María Ventura amenazó a los fiscalizadores con meterlos presos porque tenía un primo que era general de la Policía. Cuando llamó por teléfono a la comisaría más cercana, exigió a personal que se acercaran inmediatamente o iba a dar aviso a esta autoridad, a quien identificó como Manuel Pacheco Ledesma.

Manuel Pacheco Ledesma figura en la página del Ministerio del Interior como Director General de la Oficina de Seguridad y Defensa Nacional, y al parecer, la mujer quiso utilizar el cargo de su familiar para amedrentar a ciudadanos que cumplían con su trabajo.

“Llámame al policía o te meto preso (...) Hay tres serranos que son de Serenazgo que me han faltado el respeto”, indicó mientras hablaba por teléfono. “¡Y todavía sigue filmando este indio! Así que por favor, o vienen o llamo a mi primo”, reclamó. Al no recibir atención al otro lado de la línea, optó por retirarse murmurando.


TAGS RELACIONADOS