Ocurrió en un grifo Repsol de San Pedro de Lloc, en Pacasmayo (), donde un bus interprovincial de la empresa Cruz del Sur se detuvo para que una de sus pasajeras use los servicios higiénicos del establecimiento.

Aparentemente, la mujer que bajó del transporte dio a luz a una bebé en el baño y luego la dejó abandonada en la papelera. Los trabajadores del grifo se percataron de la recién nacida y llamaron a la Policía.

La pequeña fue llevada primero a la posta médica del lugar, y luego trasladada al hospital Belén de Trujillo, donde permanece internada en la unidad de cuidados intensivos, informó Primera Edición.

Los médicos indicaron que la bebé pesa 1 kilo 600 gramos. Aunque su estado es crítico porque fue alumbrada a los ocho meses, los doctores señalaron que va evolucionando favorablemente. Hasta el momento, la identidad de la mujer no se conoce.