Módulos Temas Día

Mujer.21: Matilde Ureta, la primera psicóloga y psicoanalista formada en el Perú

Con ustedes, la ex presidenta de la Sociedad Peruana de Psicoanálisis. Fundadora y ex presidenta del Centro de Desarrollo y Asesoría Psicosocial (CEDAPP).

Matilde Ureta afirma que “los hombres y las mujeres no somos iguales, sino, en el mejor de los casos, complementarios”. (Perú21)
Redacción PERU21
Redacción PERU21

Es decidida, libre e independiente. Creció rodeada de mujeres fuertes y en casa "siempre hubo equidad" de género, y no "igualdad" porque, nos aclara, "los hombres y las mujeres no somos iguales, sino, en el mejor de los casos, complementarios".

Es una importante lección que nos deja Matilde Ureta de Caplansky, la primera psicóloga y psicoanalista formada en el Perú.

Ser pionera en esta carrera fue satisfactorio, pero no "fácil". Estudió dos años en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, pero, por ser mujer, era mirada con otros ojos, o solían ser muy severos con ella.

"El profesor de Ética y Axiología, Augusto Salazar Bondy (filósofo), me cerraba la puerta si yo llegaba solo un minuto tarde, él tenía prejuicio. (…) Pero yo me saqué 18 en ese curso. Cuando me tuvo que dar la nota, casi se cae de espalda porque era yo", recuerda entre risas.

Luego viajó a París para terminar la carrera. Años después regresó al Perú con el fin de poner a disposición todos sus conocimientos. Su gran preocupación siempre fue la salud mental de los niños, y en especial de las mujeres. Por ello, fundó el Centro de Desarrollo y Asesoría Psicosocial (CEDAPP).

"Las mujeres están con menos miedo de pensar, de decir lo que sienten y lo que necesitan para vivir". Sin embargo, el gran problema que Matilde ha detectado durante los 40 años del CEDAPP es "la fragilidad, vulnerabilidad afectiva de las mujeres y su dificultad para una autonomía económica".

Por eso, la psicoanalista remarca la importancia de ganar independencia y libertad mediante el trabajo. "Que nadie te diga '¿necesitas S/100?, te los doy, pero no sales de la casa'. Creo que la dependencia económica es fatal".La violencia contra la mujer es otra de las grandes preocupaciones de Matilde y del CEDAPP. "Es terrible, y dramático. Todas las semanas llegan casos nuevos. Imagina que en el Perú se asesina a una mujer por mes, es gravísimo".

Ella celebra las movilizaciones civiles como Ni Una Menos. "No digo que soluciona el problema, pero creo que es histórica, porque nos hemos atrevido, hemos anulado por un día la invisibilidad de nuestra existencia como seres autónomos que queremos tener equidad. (…) En esta larga historia de liberación femenina, ha puesto un granito de arena", señala contenta.

Matilde tuvo un matrimonio por 48 años muy "simpático y agradable", en el que logró tener autonomía y libertad, pese a estar casada: "Cada uno expresaba lo que quería y lo que necesitaba. En general, los varones pueden asustarse un poco de las mujeres fuertes, pero a los hombres inteligentes les gusta las mujeres inteligentes". Como a su esposo, quien lamentablemente murió hace un año, pero ella siempre lo recordará como un ser "maravilloso".

Tags Relacionados:

Mujer21

Leer comentarios ( )