Un muerto y seis heridos, entre ellos dos policías, dejó el enfrentamiento entre las autoridades y los pobladores de la zona de Media Luna de la comunidad campesina de Jicamarca, en .

Los invasores, que se encontraban en un terreno de aproximadamente dos hectáreas, fueron desalojados por los agentes de la comisaría de Huarochirí, quienes habrían utilizado bombas lacrimógenas y armas de fuego, según dijeron los pobladores a RPP.

Asimismo, denunciaron que los policías "dispararon a sangre fría", hiriendo mortalmente a uno de ellos que, posteriormente, falleció en el lugar. Los mismos agentes trasladaron el cuerpo al centro de salud más cercano.

LA VERSIÓN POLICIALSin embargo, fuentes policiales dijeron a Perú21 que la información propalada por los pobladores no es precisa y negaron categóricamente el uso de armas de fuego contra los invasores.

De acuerdo a la versión policial, el posesionario inicial del terreno en cuestión, identificado como Honorato Peña Ricse, denunció la invasión de su propiedad por cerca de 300 personas y pidió la intervención de las fuerzas del orden. Al lugar acudieron efectivos de la comisaria local y de la Unidad de Servicios Especiales para el respectivo desalojo.

Durante el operativo se detuvo a 32 personas que portaban objetos contundentes y punzocortantes, precisaron, pero mientras eran trasladadas a la comisaría, una turba atacó por tres frentes a la representación policial y generó un nuevo enfrentamiento. Al menos seis efectivos resultaron con heridas infligidas con machetes.

Por último, las fuentes policiales agregaron que en el lugar se halló un arma que no pertenece a la PNP, percutada y con dos casquillos de bala. Los agentes que participaron en el operativo deberán pasar el test de alcoholemia y pruebas de absorción atómica para determinar si hicieron disparos.