Tras la violenta jornada que vivió ayer la provincia cusqueña , donde enfrentamientos entre policías y manifestantes , Rubén Coa, legislador cusqueño de Gana Perú que respalda la huelga contra la minera , trató de desmarcarse de los dirigentes radicales que lograron ensangrentar la protesta.

"Quiero deslindar responsabilidades porque algunas dirigencias han llevado esta crisis de manera irresponsable y han sido rebalsadas por organizaciones sociales", dijo en el noticiero Abre los ojos, tras criticar también a las instancias del Estado por responder tardíamente.

El parlamentario de Gana Perú estuvo en la zona de conflicto el fin de semana pasado y participó en eventos públicos al lado del presidente del Frente de Defensa de los Intereses de Espinar, Herbert Huamán, uno de los principales promotores de las violentas protestas contra la actividad minera en la zona.

CRITICA AL GOBIERNOCoa criticó la labor del Gobierno ya que, según dijo, el Ministerio del Ambiente no ha atendido las demandas ante posibles focos de contaminación por la actividad minera, a pesar de que el viceministro de Minas, Guillermo Shino, dijo que las pruebas de impacto medioambiental , como señalan los pobladores.

Sobre la segunda petición de los manifestantes, que implica aumentar del 3% al 30% el aporte voluntario de Xstrata para la comunidad, Coa sostuvo que es una solicitud excesiva que no ha pasado por revisiones técnicas. "Pero este no es el tema central. El tema central es son las demandas de contaminación ambiental", detalló.

El congresista también respondió las críticas del premier Óscar Valdés, quien lamentó que él sea uno de los azuzadores de la protesta en lugar de buscar el diálogo. "El primer ministro no está informado de los detalles (de mi participación en Espinar). Hemos hecho el esfuerzo por evitar la violencia", detalló.