Un hombre murió desangrado la madrugada del último sábado tras recibir un disparo de un vigilante en la sala de juegos tragamonedas Fargo, en ().

El agente de seguridad, identificado como Emerson Torres Arias, señaló a la Policía que la bala salió de su arma accidentalmente durante un forcejeo con Richard Cenepo Navarro, un cliente del local que resguarda. Sin embargo, las imágenes mostradas por Abre los ojos desmienten su versión de los hechos.

Según Torres Arias, la víctima habría estado golpeando una de las máquinas, pero lo que se observa en el video es que Cenepo Navarro jugaba tranquilo acompañado de un amigo, hasta que el vigilante le dice algo que lo incomoda, hecho por el que se pone de pie para confrontarlo.

Cuando se disponía a seguir jugando, el vigilante volvió a decirle algo a la víctima por lo que esta regresa y le da un empujón, a lo que Torres Arias respondió con un golpe en la espalda. Cuando Cenepo Torres se da vuelta, el agente de seguridad le dispara al estómago y la víctima empieza a desangrarse.

Pese a su estado, la víctima no fue auxiliada ni por su agresor ni por los trabajadores de la casa de juegos, por lo que terminó desplomándose en la puerta de ingreso. Minutos después, Cenepo Navarro fue llevado de emergencia a dos hospitales, pero en ninguno de ellos pudo ser atendido. Finalmente, falleció por la pérdida de sangre.

En un informe al que tuvo acceso el noticiero, el jefe de guardia del Hospital Altomayo de Essalud explica que a las 12:53 a.m. de dicho día, llamó al médico cirujano Percy Mego Rodríguez pidiéndole que acuda al nosocomio para atender al paciente, a lo que este preguntó si era asegurado.

Minutos después, a las 02:57 a.m., volvió a llamar a Mego Rodríguez indicándole que la víctima no contaba con un seguro, recibiendo como respuesta que lo transfiriera al hospital del Ministerio de Salud de la ciudad. Las autoridades investigan el hecho.