(Diario Correo)
(Diario Correo)

Cinco encapuchados armados ingresaron esta madrugada al local de la Entidad Prestadora de Servicios de Saneamiento (EPS) de y se llevaron más de un millón de soles guardados en la caja fuerte.

Los delincuentes redujeron al guardia de seguridad identificado como Erasmo Mamani (25) y lo maniataron en su caseta de vigilancia, antes de perpetrar el millonario robo.

Los hampones habrían tenido conocimiento de que la EPS guardaba el dinero en el recinto y no en una agencia bancaria, a fin de evitar un embargo de la Sunat por una deuda de S/.24 millones.

Asimismo, señalaron que el establecimiento, ubicado en la calle Ilo y a escasas cuadras de una comisaría, no contaba con cámaras de seguridad. La Policía ya ha iniciado las diligencias correspondientes para dar con los responsables.