(USI/Referencial)
(USI/Referencial)

El huaico que cayó el sábado en el distrito de Yunga, provincia de General Sánchez Cerro, región , afectó viviendas, destruyó un canal de regadío y dañó una bocatoma de agua, informó hoy el Instituto Nacional de Defensa Civil ().

La emergencia ocurrió al promediar las 2:30 p.m., debido a las intensas precipitaciones que se registran en la zona.

Un día antes, el 8 de marzo, los pobladores de los distritos de Omate, Coalaque y Ubinas, en General Sánchez Cerro, también sufrieron daños en sus viviendas, cultivos y canales de regadío, luego de un deslizamiento de lodo y piedras.

Según el reporte preliminar del Indeci, en Omate hay 12 familias afectadas e igual número de viviendas dañadas. También tramos de carretera (departamental y vecinal) intransitable, un canal de regadío y bocatoma destruida, así como 47 hectáreas de cultivos de palta, uva, y manzanal perjudicados.

En Coalaque se arruinaron carreteras y un canal de regadío, mientras que en el distrito de Ubinas se registró hasta el momento 100 familias afectadas y 11 damnificadas.

Igualmente, se perjudicaron dos instituciones educativas, carreteras, caminos rurales, tres puentes peatonales, se perdieron 48 hectáreas de cultivos (maíz, alfalfa, cebada y habas) y murieron 21 alpacas y llamas, y 200 cuyes, 7 aves y 4 porcinos.