Siguen atracos en La Molina. Delincuentes burlaron sistemas de seguridad. (David Vexelman)
Siguen atracos en La Molina. Delincuentes burlaron sistemas de seguridad. (David Vexelman)

Ni el cerco eléctrico ni una alarma con sensor que se activaba ante el paso de una persona fueron impedimento para que una banda de 'robacasas' ingresara a la residencia de un empresario hotelero en y se llevara 60 mil dólares de una caja fuerte, además de adornos de oro y plata. La familia se encontraba dormida y no escuchó nada.

El hecho ocurrió en la madrugada de ayer en una vivienda ubicada en la calle Jacarandá, de propiedad de Jorge Vicente Villacorta Díaz (60).

DESCONECTAN ALARMALos malhechores ingresaron a la casa de más de 300 metros cuadrados trepando las paredes. Luego desconectaron la alarma sin realizar ruido alguno.

De esta forma, se apoderaron de adornos de oro y plata que estaban en la sala. Después se dirigieron a un dormitorio que es utilizado como almacén, donde encontraron una caja fuerte empotrada en la pared dentro de un clóset.

Los hampones violentaron la caja de metal y se apoderaron de 60 mil dólares, dinero que correspondía a una parte de los ahorros del hombre de negocios.

Jorge Villacorta denunció el robo en la Divincri de La Molina. Los peritos de criminalística encontraron huellas de pisadas en la pared del frontis.

La Policía presume que los malhechores tenían información del lugar en el que se guardaba el dinero. No descartan que hayan utilizado algún spray para dormir a la familia.

DATOS

- Al parecer, los delincuentes sabían que la residencia no contaba con cámaras de seguridad.

- Ningún ocupante de la vivienda escuchó algún ruido extraño en el momento en el que violentaban la caja fuerte. El personal de seguridad de la cuadra tampoco vio nada.