La ministra de la Mujer, , expresó su rechazo hacia la Anticoncepción Oral de Emergencia o 'píldora del día siguiente' como método de control natal viable, al alegar que, como una persona que "defiende la vida", no puede aceptar un sistema que corre el riesgo de matar a un ser todavía no nacido.

"Existe un fallo del Tribunal Constitucional que dice que ante la duda de que los componentes de esta pastilla pudieran ser abortivos o poner en riesgo la vida (porque no existe definición de cuándo se inicia la vida), el Estado peruano no debería distribuir estos medicamentos", dijo en Abre los ojos para respaldar su posición.

Sin embargo, se mostró a favor del uso del condón y de otros métodos anticonceptivos "siempre y cuando no pongan en riesgo la salud de la mujer y sean abortivos". "Me parece que es un método natural", agregó.

ABORTO NO ES COMPETENCIACuando se le preguntó por el tema del aborto, Jara dijo que no detendrá lo que su antecesora, , ha puesto en marcha respecto a la elaboración del reglamento para aplicar el aborto terapéutico, pero aseguró que la competencia del tema reside en el Ministerio de Salud (Minsa).

"Los procedimientos médicos están en el Minsa, de manera multisectorial con el Ministerio de Justicia (por el marco legal) y requieren de una opinión del (…) Nos tienen que decir en qué momento está en peligro la salud de la madre pero siempre vamos a buscar salvar a los dos", comentó.

Sin embargo, rechazó el aborto por casos de violación. "Considero que la mujer tiene derecho a decidir sobre su vida y su cuerpo, pero las políticas públicas deben buscar apuntar al interés general y no particular. Que el debate se abra en el Poder Legislativo, nosotros somos ejecutores", comentó.

ENFOCÁNDOSE EN LA FAMILIARespecto a su labor al interior del Ministerio de la Mujer, Jara aseguró que trabajará en políticas que apunten a fortalecer a la familia, razón por la cual sostuvo que evalúa pedir que se cambio el nombre de su cartera a Ministerio de la Familia.

"No debemos olvidar que el varón y la mujer tienen igualdad de derechos ante la ley. Creo que ya es momento de replantear el nombre, pero debe partir de un consenso nacional", comentó al considerar que internamente seguiría atendiendo casos de violencia de género en perjuicio de la mujer y buscando el respeto de sus derechos.