Consideran que se deberían difundir más programas de educación sexual a nivel nacional. (USI)
Consideran que se deberían difundir más programas de educación sexual a nivel nacional. (USI)

La congresista , integrante de la Comisión de la Mujer del Congreso, anunció que su grupo de trabajo citará para la próxima quincena de enero a la ministra , a fin de que explique si sus sobre el tema del aborto terapéutico o la píldora del día siguiente representan "una opinión personal o institucional".

"Es importante que mantengamos las puertas del diálogo abiertas y que ella escuche a todas las congresistas que formamos parte de esta comisión. Si bien todas tenemos posturas diferentes, la mayoría coincidimos con los avances que se están dando en derechos de la mujer", expresó la congresista a Ideeleradio.

Como se recuerda, Jara Velásquez, de muy arraigada creencia evangélica, expresó ayer su oposición hacia la Anticoncepción Oral de Emergencia como método de control natal viable al considerarla "abortiva". Asimismo, rechazó el aborto en casos de violación y la pena de muerte para los que abusan sexualmente de los niños.

Omonte subrayó que la ministra Jara debe aclarar si las posturas que ha expuesto personales o representan la opinión institucional del Gobierno. "La Comisión de la Mujer va a tomar la iniciativa de invitarla, esperemos que pueda ser después de la segunda semana de enero y va a ser una de las primeras prioridades que tengamos", acotó la también vocera de Perú Posible.

En ese sentido, consideró que la confesión religiosa de la titular del Mimdes no debería sobreponerse a las políticas públicas de salud a favor de las mujeres peruanas. En ese sentido, se mostró a favor de la difusión más programas de educación sexual.

"En mi caso soy católica, pero considero que en políticas que pueda decidir un Estado no tienen que vincularse a las concepciones religiosas que uno deba tener individualmente (…) En este tema, no podemos privar a la ciudadanía, a las mujeres más necesitadas, porque el tema de embarazos no deseados se manifiesta en las zonas más desprotegidas", indicó.

"Es un tema de salud pública que favorece fundamentalmente a las mujeres más pobres y yo creo que no podemos mantenernos al margen de estas políticas públicas que van a favorecer a estas mujeres que lo deseen y que, finalmente, tienen derecho sobre su futuro, destino y decisión", añadió.