Luego de haber llegado a , los mineros informales que importantes carreteras en varias regiones del país comenzaron hoy a permitir el paso de los vehículos.

El premier Oscar Valdés, el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, y el presidente de la Confederación Nacional de Mineros Artesanales y Pequeños Productores Mineros del Perú (Conami), Hernán de la Cruz, firmaron un documento en la sede de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM) que puso fin a la medida de fuerza.

En el acuerdo, el Gobierno se comprometió a acelerar el proceso de formalización y promover dispositivos legales que permitan la libre comercialización de minerales metálicos distintos del oro y no metálicos mientras dure el proceso de formalización de estos trabajadores.

Cientos de vehículos comenzaron a circular con normalidad en los tramos comprendidos entre los kilómetros 571 y 920 de la carretera Panamericana Sur, en Arequipa, región en la que se había centralizado la protesta.

Sin embargo, un grupo de mineros ilegales se rehusaron a abandonar la zona de Ocoña y acataron solo una tregua en la que permitirán el paso de los vehículos hasta el mediodía, a la espera de recibir una copia del acuerdo alcanzado con el Ejecutivo.

Como se recuerda, Hernán de la Cruz, titular de la Conami, había señalado que los manifestantes mantendrían su medida de fuerza hasta que el Gobierno suspendiera "las acciones de persecución a los mineros mientras se da el proceso de formalización".

El dirigente minero aseguró que en el Perú existen unos 500 mil mineros artesanales que desde inicios del presente año son combatidos por el Gobierno, que los acusa de dañar el medio ambiente y afectar reservas naturales.