Desde las 5 a.m., miles de devotos acuden hoy al santuario de Santa Rosa de Lima para participar en las celebraciones por el día de la patrona de Perú, América y las Filipinas, y, como es tradición, dejar sus cartas en el pozo de los deseos.

Adultos, ancianos, niños, jóvenes y personas enfermas llegan a este recinto religioso, ubicado entre la céntrica avenida Tacna y el Jirón Conde de Superunda, para la tradición de depositar sus cartas con deseos a la santa limeña.

Desde esa hora están abiertas las puertas del convento para el inicio de las misas organizadas para conmemorar el día de la santa limeña.

Un centenar de policías están a cargo de brindar seguridad en las inmediaciones del convento, que como todo los años es visitado por muchas personas, provenientes de distintas parte del país.

Para esa celebración, también se prevé a las 11 a.m. una misa oficiada por el cardenal Juan Luis Cipriani, con la asistencia de autoridades políticas, militares, civiles y policiales.