Aniego en San Juan de Lurigancho. (Foto: Renzo Salazar/ GEC)
Aniego en San Juan de Lurigancho. (Foto: Renzo Salazar/ GEC)

Por María Alejandra García y Óscar Flores

Atrapados en sus propias casas en medio de que inundaron más de cinco manzanas de la urbanización Los Jardines en . Así quedaron ayer mujeres, niños, ancianos; es decir, familias enteras que tuvieron que ser rescatadas en botes por la Policía. La emergencia motivó que el propio presidente de la República, Martín Vizcarra, llegara a la zona para coordinar la ayuda inmediata.

Todo comenzó cerca de las 4:00 de la madrugada. Un olor nauseabundo alarmó a los vecinos. Poco después, las aguas residuales comenzaban a discurrirse por las calles.

Si bien algunas personas decidieron salir de sus casas y ponerse a salvo, otras se quedaron dentro de ellas. No obstante, el agua –que procedía de la tubería principal de de este populoso distrito, la misma que acababa de colapsar– comenzó a inundar las viviendas.

El nivel era tal que llegó a cubrir casi el primer piso de algunos inmuebles. La desesperación se apoderó de los pobladores.

El alcalde Alex Gonzales llegó a la zona y dijo que había 2,500 afectados. Muy ofuscado, sostuvo: “Así no van a tratar a , no somos peruanos de quinta clase. Habrá un impacto por bacterias, estas son aguas con excretas”. Responsabilizó de esta grave situación a Sedapal y señaló que la ruptura de la pudo ser prevista.

“Esta no puede ser otra cosa que la irresponsabilidad, le advertí al presidente del directorio de Sedapal. Esto amenaza al Tren Eléctrico porque los tubos de desagüe van en paralelo”, enfatizó.

Desde el lugar hizo un llamado al presidente de la República, , quien en ese momento inauguraba una obra de agua potable y alcantarillado en Jicamarca, para que acudiera a ver la situación de sus vecinos.

Así, minutos después, llegó el mandatario, quien se entrevistó con los responsables de Sedapal para que le informaran las causas del terrible panorama. Lo acompañaban el premier César Villanueva y el ministro de Vivienda, Javier Piqué.

Vizcarra dispuso medidas de atención inmediatas para los damnificados. Tras señalar que la zona era un foco infeccioso, ordenó que brigadas del Ministerio de Salud acudieran al lugar.

SEDAPAL RESPONDE

El ingeniero de Sedapal Francisco Quezada confirmó que se trató de la ruptura de una tubería de desagüe y que todo había comenzado el 2 de enero luego de la aparición de enormes forados en la avenida Próceres de la Independencia, cerca del Metro de Lima.

“Hemos colocado unas estructuras para poder trabajar y en ese periodo la tubería que ha tenido una fisura se ha ido llenando, se ha ido acumulando, se ha ido saturando con el agua residual”, explicó.

Sostuvo que el seguro se hará cargo de reponer viviendas y bienes de las familias afectadas.

TAGS RELACIONADOS