El presidente ejecutivo del Servicio Nacional de Capacitación para la Industria de la Construcción (), Miguel Estrada advirtió que es recomendable reubicar a las familias que han construido sus viviendas en los cauces de los ríos para mitigar el impacto de los desbordes.

“La medida de protección (de las viviendas frente a las lluvias o desbordes de ríos) depende de la situación en la que estamos. Por ejemplo, si estamos en una zona urbana, la que no está diseñada para lluvias, podemos proteger nuestros techos con sistemas impermeabilizantes y colocar canaletas de desagüe para que vayan a un sistema de alcantarillado”, señaló Miguel Estrada.

“Si estamos en una zona de quebrada es más complicado. La protección de la vivienda podría darse pero sería muy costoso. Lo mejor sería proteger las zonas ribereñas para que cuando el río crezca no llegue a las viviendas. Si estamos en zonas de riesgo no mitigable, la mejor medida es la reubicación. Llevar a las familias a zonas altas y en suelo adecuado”, añadió el especialista.

El ejecutivo de Sencico aconsejó a quienes viven en zonas donde se presentan fuertes precipitaciones que no solo impermeabilicen sus techos sino que también refuercen la parte baja de los muros colocando zócalos para proteger la base de sus viviendas de aguas estancadas.

Además, colocar los tomacorrientes a mayor altura para proteger las conexiones eléctricas. Estrada también indicó que la autoconstrucción es peligrosa si se realiza en zonas no adecuadas como los terrenos de relleno.