La incautó más de 100 kilos de pasta básica de cocaína que estaba mezclada con cocoa líquida, muy usada en estos días festivos para las tradicionales chocolatadas navideñas. La intervención ocurrió en una modesta vivienda de un asentamiento humano del distrito de Ancón.

Los efectivos detuvieron a tres personas en el lugar cuando estaban en pleno trabajo de separar la cacao de la droga mediante un proceso químico. El oficial a cargo de la intervención explicó que este consiste en añadir un ácido al compuesto.

Para este fin había una cocina con todos los utensilios necesarios, como coladores, moldes, gatas hidráulicas y demás. La Policía incautó en total 56 ladrillos de droga y otros 48 kilos mezclados con cocoa*. Trascendió que el PBC llegaba desde la Selva Central.

Uno de los implicados tenía visa para , por ello la hipótesis inicial apunta a que el cargamento de droga tenía ese destino.