La cantidad de público dificulta la verificación del comercio ambulatorio. (USI)
La cantidad de público dificulta la verificación del comercio ambulatorio. (USI)

Aprovechando el tumulto, decenas de del emporio comercial , a menos de 48 horas de Navidad. Los comerciantes informales se entremezclan con los miles de personas que acuden a hacer sus compras para evitar ser detectados y detenidos por los agentes de Serenazgo del municipio de Lima.

Los ambulantes se esconden sus artículos en bolsas grandes para hacerse pasar como compradores. Sin embargo, una vez que burlan a la autoridad, vuelven a ubicarse en otro lugar para seguir con su rutina.

"La gran cantidad de público que llega a Mesa Redonda en esta temporada dificulta la verificación del comercio ambulatorio y eso es aprovechado por estas personas que cambian de sitio apenas son descubiertas vendiendo", refirió un sereno citado por Radio Capital.

Los productos que venden los comerciantes informales son prendas de vestir para adultos y niños, gorros y sombreros para el verano, lentes de sol, enchufes, tomacorrientes, entre otros, informó Andina. Al menos hasta el momento no se ha detectado que los ambulantes cuenten con material pirotécnico, típico de esta época del año.